VIAJE A UN PLANETA INFINITAMENTE LEJANO

Por fin el Capitán Raimundo García llegaba al Planeta Rotnac, tras un largo viaje que incluía el tomar la puerta dimensional VL-1729 para llegar a esta parte de la galaxia. No se sentía muy bien, pero esto le ocurría cada vez que tomaba una puerta dimensional. Mareos, dolor de cabeza, mala visión y una sensación insoportable de que su cuerpo estaba separado de su mente. Ninguno de sus amigos sufría un trastorno similar cuando se adentraba en estas vías de comunicación, sin embargo, él nunca las había podido soportar. El Capitán Raimundo García había crecido en un tiempo en el cual las “puertas dimensionales” no eran más que ciencia ficción, producto de la imaginación de escritores y científicos que se dedicaban a soñar con el futuro, y a pesar de ser capitán de una nave galáctica que se dedicaba a llevar mercancías de una parte a otra de la galaxia, le había sido imposible acostumbrarse a esa sensación de ruptura con el mundo real y viaje a un mundo imaginario.

Su viaje al Planeta Rotnac no se debía a su trabajo, sino por el interés que tenía en asistir al Congreso Galáctico de Matemáticas. Toda la galaxia estaría en el congreso, era algo que nadie se quería perder, era el mayor acontecimiento galáctico. Todas las empresas de teleinternet se peleaban por la transmisión del evento a todos los hogares de la galaxia. El CGM se celebraba cada cuatro años y en él se discutía sobre el progreso realizado en las Matemáticas durante ese período de tiempo y qué caminos se debían seguir de cara al futuro. El acontecimiento cumbre del CGM era la entrega de “Las Medallas Field”. El Capitán García recordaba vagamente un tiempo en el que dichos premios eran totalmente desconocidos, salvo para unos pocos matemáticos.

Lo peor venía ahora. Buscar alojamiento. Había cometido el error de venir a un evento como este sin tener reservada una habitación para alojarse durante el CGM. Era la noche anterior al inicio del gran acontecimiento galáctico y se encontraba sin un lugar donde dormir. Imposible, volvería a dormir en su nave. Tras recorrer, sin éxito, las calles de la megacapital de Rotnac, dio por casualidad con un modesto hotel, al que no se hubiera acercado si no es por su nombre, un nombre que le recordaba su época de estudiante. El Hotel de Hilbert.

Entró en el hotel y se dirigió a la persona que estaba atendiendo en el mostrador, el dueño del Hotel Hilbert según le diría más tarde él mismo. El Capitán García aún conociendo la respuesta preguntó: “Perdone, ¿tiene habitaciones libres?”. La respuesta, como era de esperar fue: “Lo sentimos, el hotel está lleno”. El Capitán García se dirigió resignado, sin decir nada más, hacia la salida, el dueño del hotel le gritó: “Señor! Señor! El hotel está lleno, todas las habitaciones están ocupadas, pero no se preocupe ya que sí podré alojarle en mi hotel”. El Capitán Raimundo García se quedó paralizado delante de la puerta de salida sin saber si salir definitivamente o darse la vuelta y escuchar lo que le estaba diciendo la persona que le había atendido. Finalmente, se dio la vuelta lentamente y se quedó mirando al dueño del hotel, quien le dijo: “Todas las habitaciones están ocupadas, pero no hay problema en conseguirle una habitación libre para usted, esto es el Hotel Hilbert, ¡¡el Hotel que posee infinitas habitaciones!!.

Mientras el Capitán se inscribía en el libro de registros del hotel, le preguntó al dueño cómo era posible que estando todas las habitaciones ocupadas aún tuviese una habitación libre para él. El dueño del Hotel Hilbert le dijo: “Eso no es nada, en cierta ocasión, había un congreso sobre “la aplicación de técnicas de topología algebraica a problemas de geometría simpléctica” y de madrugada apareció una delegación del Planeta Eracniop, delegación formada por un número infinito de matemáticos. Todas las habitaciones del hotel estaban ocupadas, pero aún así no tuvimos problemas para alojar a toda la delegación….”

Quieres conocer ¿cómo se pudo quedar el Capitán?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: